Dr. Marc Lorenzelli
Nº Col. 40401
932 184 915
C/Rosselló 281 bis, 08037 Barcelona

Celulitis y grasa localizada


 
El termino de celulitis es actualmente de uso común aún si esta terminología  es inadecuada.
Hoy en día, el término celulitis se utiliza comúnmente, para indicar un aumento de volumen de la cara exterior del muslo.
Dicho aumento en el volumen se puede determinar por diversas causas:
• Un exceso de grasa localizada.
• Una alteración de la microcirculación del tejido adiposo (Paniculopatía Edemato Fibro Eslerótica).
• Un fallo del músculo glúteo.
• Una protuberancia ósea de la cadera (cabeza del trocánter) en exceso.
Por eso es muy importante que sea realizado un correcto diagnóstico diferencial y poder proponer unos tratamientos en relación a los diferentes cuadros clínicos.
 
Valoraciones
 
·      El I.M.C. o índice de masa corporal es una fórmula matemática derivada de la relación entre el peso en kilos y el
       cuadrado de la altura en metros. El valor obtenido indicará: infrapeso, normal, sobrepeso o obesidad.
       El cálculo del I.M.C. no indica un exceso de grasa, pero sólo una relación dañada entre el peso y la altura del sujeto.
       Indica, por lo tanto, la morbilidad del paciente a patologías relacionadas con el sobrepeso, enfermedades
       cardiovasculares, osteoarticulares y venolinfáticas; estas últimas a la base de la Paniculopatía Edemato Fibro  
       Esclerotica o “Celulitis”.
 
·      La valoración de la composición corporal mediante el calculo de la resistencia eléctrica del cuerpo nos permitirá
       determinar de manera precisa la cantidad de tejido graso, tejido muscular, la masa de agua intra y extra celular del
       paciente.
- Una cantidad adecuada de masa muscular mantiene el volumen y la tonicidad del músculo glúteo y impide su 
  deslizamiento por gravedad.
- La determinación del contenido de agua del cuerpo es importante, especialmente en sujetos con un polimorfismo
  genético negativo para la enzima conversión de la angiotensina. Estos tienen una mayor tendencia a la retención de
  líquidos, lo cual empeora el marco de infiltración edematosa de la grasa del tejido celulítico o Paniculopatía Edemato
  Fibro Esclerótica.
- La valoración del tejido adiposo nos informa sobre la cantidad precisa que puede estar en exceso.
  Un exceso de tejido adiposo puede traducirse por un número normal de células de tamaño grande, o por un aumento
  del número de células de tamaño normal.
 
 
 
 
 
Tratamientos y prevención
 
·      Los problemas musculares tendrán que ser tratados por un programa de actividad física adaptada para controlar el
       volumen de masa grasa y limitar su repercusión sobre el sistema vascular, mantener o aumentar la masa muscular y
       optimizar la tonicidad de los glúteos.
 
·      La alteración microcirculatoria crónica del tejido adiposo (celulitis o paniculopatía) se traduce a su principio por un
       edema, seguido de fibrosis y terminando por una esclerosis.
- La disminución del peso al nivel de las articulaciones inferiores para favorecer la circulación de retorno.
- Tenemos que prohibir  las dietas ricas en carbohidratos simples y de sal, dos elementos que aumentan  la retención
  hídrica al nivel tisular.
- La cura del estreñimiento será necesaria para disminuir la compresión de las venas iliacas.
- El aumento absoluto o relativo o yatrógeno de los estrógenos favorece la permeabilidad vascular provocando el edema,
  una regulación del ciclo hormonal podría ser necesario.
- Los vestidos demasiado estrechos  pueden ralentizar el circulo linfático.
- El uso de los zapatos con talones altos aumenta el pie cavo, limitando el efecto de sistema venoso de retorno de la cara
  plantar del pie (Lejar).
- Prevenir una mala postura provocando una contractura espástica de los músculos repercutiendo sobre el sistema
  vascular.
 
·      El uso de los fármacos flebotónicos tienen una acción de tonificación de las paredes de los vasos por aumento de la
       consistencia del manguito perivascular constituido de proteoglicanos en fase gel.
 
·      La mesoterapia para optimizar el drenaje linfático.
       La vía de administración tiene que ser local siguiendo el recorrido de la safena interna y de la safena externa, o en
       punciones múltiples en zona de la paniculopatía edemato fibro esclerótica.
 
·      El drenaje linfático manual.
       El drenaje linfático manual según Vodder permite la progresión de los líquidos en el sistema linfático.
       Este drenaje se realizará 2 a 3 veces por semana.
 
·      Tratamiento de la grasa localizada mediante la lipolísis (o degradación de los triglicéridos del adiposito) con:
- Mesoterapia de teofilina y de carnitina.
- Carboxiterapia (CO2) en el tejido adiposo.
- La dieta con aminoácidos (o proteíca) con un contenido adaptado y una complementación en carbohidratos (5 %), potasio, vitaminas y minerales de una duración de 21 días alternando con una dieta de 15 días hipocalórica equilibrada para poder compensar el agotamiento en hormona de crecimiento después de los primeros 21 días. Se podrá repetir el ciclo de dieta según la cantidad de masa grasa que se planifica perder.
·      Tratamiento de la grasa localizada mediante lipoclasia (o destrucción del adiposito) con:
- Cryolipolísis o uso del frío para provocar la apoptosis o muerte celular.
- Vitamina C con hierro trivalente por inyección intratisular.