Dr. Marc Lorenzelli
Nº Col. 40401
(0034) 932 184 915
C/Rosselló 281 bis, 08037 Barcelona

Nutrición a la edad adulta


 
Cambios biológicos y necesidades nutricionales
 
La madurez es la etapa de la vida entre adolescencia y la vejez.
Los límites no son tan precisos y dependen más de la composición corporal que la edad de las personas.
 
 
Equilibrio ideal en la composición corporal del adulto tipo.
 
Nutrimento                                                 Mujer                                    Varón
                                                            (% peso corporal)               (% peso corporal)
Masa grasa                                                   25 %                                      16 %
                                Carbohidratos               <1 %                                      <1 %
Masa magra            Proteínas                      15 %                                      16 %
(libre de grasa)        Minerales                        5 %                                        6 %
Agua                                                              57 %                                      62 %
 
·      Desde el nacimiento hasta el final de la adolescencia existe un aumento de la masa corporal mientras que a partir de
       20-30 años empieza un lento proceso de perdida de masa magra (sobre todo el músculo) y un aumento de la masa
       grasa.
·      A la vejez, merman la masa magra y la masa grasa.
·      Durante la edad adulta existe una reducción progresivo del gasto energético, por la perdida de músculo esquelético,
       la utilización más eficiente de la energía que aportan los alimentos y la disminución  de la actividad física.
·      De manera general un adulto de vida sedentaria aumenta la cantidad de grasa corporal (sobre todo de grasa
       visceral), existe un aumento de masa magra pero mucho menor que de masa grasa.
 
La abundancia y su paradoja
 
·      En las sociedades modernas el acceso casi ilimitado a la comida ha permitido disminuir  la mortalidad infantil y
       aumentar la longevidad trayendo cambios sociológicos como la menor dedicación a la cocina, una vida más
       sedentaria y la globalización de la alimentación.
·      Estos elementos han favorecidos la sobrealimentación, la obesidad y  la aparición prematura de enfermedades
       relacionadas con la edad como: la diabetes mellitus tipo 2, la hipertensión arterial, el aumento del colesterol en la
       sangre etc…
·      En nuestra sociedad actual una persona puede ser bien alimentado y no le faltará calorías, pero mal nutrido porque
       le faltará nutrientes indispensables.
·      Se consume alimentos ricos en calorías pero deficientes en nutrientes como los refrescos azucarados, los aperitivos
       envasados, la bollería industrial, la comida rápida los platos precocinados al contrario de los alimentos ricos en
       nutrientes y bajo en densidad energética como las frutas, las verduras y las hortalizas que consumen cada vez
       menos.
·      Existe también una coincidencia entre el exceso de alimentos , la vida sedentaria y los nuevos hábitos alimentarios.
·      El uso actual por alimentos hiper-energéticos (muy ricos en grasas) es capaz de desbordar la capacidad de
       almacenaje de los adipocitos subcutáneos, se verán obligados a aumentar de tamaño y dividirse.
·      Si los ingestas energéticos no paran la adaptación del tejido graso se agotará, la grasa se acumulará al nivel visceral
       luego hepático y a otros órganos.
 
Recomendaciones dietéticas
 
Para controlar el aumento de grasa y la pérdida de proteínas corporales
 
Energía para un peso adecuado
·      Controlar el exceso de grasa corporal intentando que el peso real de una persona no sobrepase su peso ideal.
·      La mejor prueba de que la energía que se ingresa con una dieta es idéntica a la que el organismo gasta es la
       estabilidad del peso.
 
Equilibrio entre carbohidratos y lípidos
·      Para mantener la proporción de grasa corporal en límites correctos es necesario aportar una dieta mayor en
       carbohidratos (>50 %) que de lípidos (<35 %).
 
Equilibrio entre proteína animal y vegetal
·      No se suele necesitar más de un 7-10 % del valor calórico total en forma de proteínas (50 % animal, 50 % vegetal).
·      Se recomienda unos 15 % del valor calórico de la dieta.
 
Para evitar enfermedades arteriales
 
Equilibrio entre grasas y aceites
·      Se recomienda un consumo de 15 % de las calorías de la dieta
·      Limitar a 10 % de las grasas de la dieta el consumo de los lípidos sólidos a temperatura ambiente.
 
Para mejorar la calidad nutritiva de la dieta
 
·      Un adulto tipo (Varón) es capaz de satisfacer sus necesidades nutritivas, la dieta mediterránea es una buena
       elección.
·      Las edades extremas, el entrenamiento físico, una vida sedentaria, una constitución menuda, la obesidad por
       ejemplo conviene variar la relación calorías/nutrientes de la dieta tradicional.
·      Las dietas vegetarianas suelen ser deficientes en vitamina B12 y hierro.